jueves, 29 de julio de 2010

O`I´O

La montaña cantábrica está comenzando a presentar su máximo esplendor. Las ericas se llenan de flores y el púrpura se convierte en el color de la montaña. Las mariposas revolotean entre las flores en busca de apetecible nectar donde libar. Los corzos "ladran" entre las hayas como queriendo indicar que un bípedo no es buena compañía. Y los campanos adornan la melodía de los trinos que entonan los pájaros.







2 comentarios:

Sara dijo...

Una serie fantastica!

Raúl dijo...

Carlitos!!! Como te curras el blog... Es una pasada.