miércoles, 26 de enero de 2011

En peligro de extinción

Mucho se habla de la desaparición de especies como el lince ibérico, el urogallo o el oso pardo. Sin embargo, poco se habla de una estirpe en vias de extinción inminente: los viejos ganaderos tradicionales de montaña.

Digo viejos, pues pocos son los jóvenes que se apuntan a una actividad, puramente de subsistencia.

Levantarse antes que el sol, subir por riscos y cantiles hasta las cabañas para echar un poco de hierba a las vacas o estar con las cabras entre hayas que se agarran al suelo a duras penas por lo "pindio" que está. U otras facetas como la de abonar con los cajones y el mulo prados que muchos de nosotros tendríamos que subir con arnés.

De cabaña en cabaña, con la casa a cuestas y con la única distracción de un viejo transistor. Así viven los últimos ganaderos tradicionales del Alto Asón. - Esto no es vida- dicen. Sin embargo, es lo que quieren hacer hasta el fin de sus días.

Modesto, Jandro, Lauri y tantos otros.









2 comentarios:

El tejon dijo...

Merecido homenaje a estas gentes y muy buenas fotos.
Un saludo.

Mariluz dijo...

Pues sí que es verdad que es una pena cuando no podamos ver estas escenas. Es el lado más entrañable de los pueblos de montaña.
Un saludo.